You are currently browsing the Jorge Maldonado MD. blog archives for mayo, 2014.

Categorías

Archivo para mayo, 2014

Obesidad amenaza grave de la salud a nivel mundial

Jueves, mayo 1, 2014 - 08:05 AM  Publicado por Lina Lotero

peso-01

En los últimos 20 años ha sido creciente la preocupación por el aumento incesante de la obesidad y del sobrepeso en diferentes países. Por ello ha devenido de uso frecuente hablar de la “pandemia de obesidad” pero hacía falta un estudio verdaderamente global, con datos de numerosos países y de regiones dispersas, que corroboraran esa tajante afirmación.

Un monumental análisis publicado en la edición de Lancet en Internet el 29 de Mayo, aporta evidencia fehaciente que confirma que la obesidad es un fenómeno mundial, que afecta tanto a los países ricos o desarrollados como a los pobres o en vía de desarrollo. Reseñamos ese artículo en nuestras páginas pero queremos con nuestro editorial resaltar la inmensa gravedad del problema.

La obesidad es un problema gravísimo de salud pública que de controlarse va camino de desbancar del podio a otras causas de morbimortalidad, con el ítem que de por sí la obesidad contribuye al desarrollo de numerosas enfermedades como las de tipo cardiovascular, hipertensión, diabetes tipo 2, cáncer, apnea obstructiva del sueño y por ende a infarto de miocardio y ataque cerebral, entre otras.

Entre 1998 y 2013 la prevalencia mundial de la combinación de sobrepeso y obesidad, en adultos y en niños, aumentó 20% (de 27.5% a 47.5%) y los aflictos por esos males pasaron en el mismo lapso de 857 millones a 2.1 millardos (miles de millones). Pero más grave todavía, ningún país del mundo puede vanagloriarse de haber impactado la obesidad.

Las autoridades expresan “preocupación” pero o no hacen nada tangible o no logran ningunos resultados y entretanto el problema sigue creciendo.

Pero no solamente son responsables los gobiernos. La sociedad entera tiene culpa porque ha sido descuidada en relación al buen estilo de vida que incluye una dieta saludable con una ingesta calórica adecuada a la edad, sexo y actividad, rica en frutas y verduras, escasa en grasas saturadas y ejercicio físico. La sociedad actual, en general, es glotona y sedentaria.

Por otra parte, los productores de alimentos procesados y los dispensadores de comidas, son responsables porque para lucrarse ofrecen productos baratos en costo para ellos, ricos en calorías, en grasas saturadas, en azúcares refinados y en sal.

La comida denominada coloquialmente “chatarra” es un ejemplo paradigmático del abuso de los productores y distribuidores en relación a calidad y calorías de los alimentos. Las bebidas endulzadas con azúcares naturales como fructosa, son usados en abundancia por razones económicas, en lugar de recurrir a edulcorantes artificiales o naturales de contenido calórico nulo o bajo pero de mayor costo. Y lo mismo puede decirse de los enlatados o embutidos, “sabrosos por lo grasosos” que se venden como pan caliente, a costa de ganar peso.

Son igualmente culpables los responsables de los comedores y tiendas escolares que preparan menús de contenido insalubre y ofrecen en las tiendas de las escuelas bebidas ricas en azúcares, además de otras “delicias” hipercalóricas y malas para la salud.

La obesidad y el sobrepeso, dígase lo que quiera decirse de excepciones genéticas o de otro tipo, resultan del desequilibrio entre calorías consumidas y calorías gastadas; es un caso de simple aritmética o contabilidad.

El obeso consume en exceso y gasta poco porque tiende a ser sedentario. El oficinista pasa todo el día sentado ante en el computador o en reuniones y al llegar a casa se sienta ante el televisor con bolsitas de dulces y otros al lado. Y ese cuadro incluye a los niños.

La sociedad toda debe tomar conciencia del ejercicio físico por mil razones, entre ellas de manera prominente la obesidad y el sobrepeso.

Finalmente, ya es hora que los gobiernos tomen cartas en el asunto y asuman medidas eficaces como intervenir las comidas en las escuelas, al estilo de lo que viene haciendo la Primera Dama de los Estados Unidos.

Y, para terminar, los médicos todos y sus colaboradores, deben asimismo ser conscientes de la importancia del peso corporal, pesando siempre al paciente, tomando una buena historia alimentaria e interrogando sobre el tipo y duración de la actividad física para poder aconsejar de manera apropiada.

Jorge E. Maldonado MD, PhD, FACP
Editor Jefe Publicaciones ILADIBA
Vicepresidente de Educación de la Federación Médica Colombiana
Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina
Profesor Titular de Medicina Mayo Clinic College of Medicine (1976)
Profesor Visitante Universidad de Paris VII (1975)
Profesor Visitante de la Universidad de Harvard (1985-1987)

 

off

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin